El Profesional de la Información y la pertinencia de la Bibliografía en la Sociedad del Conocimiento

Desde comienzos del siglo XX, y como una nueva característica del poder económico, se comienza a profundizar el capital intangible que está, en buena parte, constituido por inversiones de capacitación, instrucciones, actividades, información y coordinación, es decir, inversiones cuyo fin es la producción y trasmisión del conocimiento. Esta tendencia, presente desde los años 70, habla de una sociedad que en su conjunto se inclina por actividades que requieren y generan grandes conocimientos, es decir, aparecen las comunidades del conocimiento que son redes de individuos cuyo objetivo fundamental es la producción y circulación de nuevos saberes. Con estas características, se puede comenzar hablar sobre la llamada sociedad del conocimiento.

Con respecto a la sociedad del conocimiento, la UNESCO (2005) en su “Informe hacia las sociedades del conocimiento” dice:

Un elemento central de las Sociedades del Conocimiento es la capacidad para identificar, producir, tratar, transformar, difundir y utilizar la información con vistas a crear y aplicar los conocimientos necesarios para el desarrollo humano. Estas sociedades se basan en una visión de la sociedad que propicia la autonomía y engloba las nociones de pluralidad, integración, solidaridad y participación”. (…) La sociedad mundial de la información sólo cobra sentido si propicia el desarrollo de Sociedades del Conocimiento y se asigna como finalidad ir hacia un desarrollo del ser humano basado en los derechos de éste (…) La UNESCO estima que la edificación de las Sociedades del Conocimiento es la que abre camino a la humanización del proceso de mundialización (2005: 29)

Con lo dicho se esclarece el concepto de sociedad del conocimiento y sus características más esenciales, ahora podemos avanzar y recordar también a qué se refiere la Bibliografía como disciplina.

Según los autores Mijailov AI, Guiliarevskii y Chiornii definen a la Bibliografía como “el campo del saber que se ocupa del registro, asiento, sistematización y análisis cualitativo de las obras impresas o manuscritos, y de la confección de índices bibliográficos”. Asimismo, algunos autores concuerdan en decir que la Bibliografía es una disciplina auxiliar de la Bibliotecología. Ahora bien, tenemos una disciplina que desarrolla tareas de suma importancia, pero ¿quién sería el encargado de llevar a cabo todas las actividades asociadas a la misma? Efectivamente, el encargado de tal labor sería el profesional de la información. Éste, como lo mencionan diversos autores, tiene una serie de ámbitos de acción como:

1) Archivos y preservación.
2) Gestión de documentos.
3) Servicios de biblioteca e información (biblioteca pública, escolar, académica y especializada).
4) Interacción humana con el computador.
5) Informática social (social computing).
6) Gestión de sistemas de información.
7) Política de la información.
8) Recuperación y análisis de la información.

Teniendo claro qué es la Bibliografía, la sociedad del conocimiento y el rol del profesional de la información, ya se puede abordar la pregunta esencial: ¿Cuál es la importancia de la Bibliografía y su pertinencia en la sociedad del conocimiento? Además, ¿qué papel juega el profesional de la información en este hecho?

Estamos en medio de una sociedad o una red de individuos que producen y distribuyen información y conocimiento, pero para que pueda realizarse una diseminación de información se hace preciso contar con profesionales calificados que registren, asienten, sistematicen, y analicen cualitativamente las obras puesto que una clara descripción de los contenidos bibliográficos hará posible que se promueva la información contenida en ellos, lo que trae como consecuencia que pueda llegar a muchas más personas y siga la cadena que busca generar conocimientos.

En otras palabras, la creación de conocimientos e información generados por la sociedad del conocimiento necesitan de una disciplina que pueda registrar, asentar, sistematizar y analizar las obras producidas, y allí entra la Bibliografía como herramienta que hará esto posible; es decir, se cuenta con un flujo de información y conocimiento enorme, pero ese caudal debe ser organizado y ordenado si se pretende que sea un beneficio para la sociedad, allí entran las disciplinas que como la Bibliografía pone a disposición una serie de normas, procesos y tareas, que ejecutados por el profesional de la información, harán posible obtener los beneficios que el conocimiento puede dar a la sociedad.

Además de lo ya dicho, en la actualidad, la Bibliografía tiene como labor la promoción de los nuevos contenidos científicos, y de esta manera pueden llegar a más y más personas.

Para concluir, la Bibliografía es importante y pertinente porque permite la organización y promoción de los contenidos generados por la sociedad del conocimiento, a través del profesional de la información que ejecuta las normas, procesos y tareas que la disciplina establece.

Waldylei Yépez

REFERENCIAS

Delgado, Carlos. (s/f). Educación de la Sociedad del Conocimiento en Venezuela. Disponible en: http://www.cerpe.org.ve/tl_files/Cerpe/contenido/documentos/Actualidad%20Educativa/15%20-%20Sociedad%20del%20conocimiento%20-%20Delgado.pdf [Consultado: 18 de julio de 2016]

Garcia, Montserrat. (2014). ¿Qué hace y quién es el nuevo profesional de la información?. Disponible en: http://www.uoc.edu/divulgacio/comein/es/numero36/articles/Article-Montserrat-Garcia-Alsina.html [Consultado: 18 de julio de 2016]

Meneses, Felipe. (2006). Dimensiones cognitivas de la bibliografía. Disponible en: http://eprints.rclis.org/10465/1/v30n1a05.pdf [Consultado: 18 de julio de 2016]

Pérez, Nuria y Remigio, María del Carmen. (2007). Archivología, bibliografía, bibliotecología y ciencias de la información: ¿todas para una o una para todas?. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol15_02_07/aci03207.htm [Consultado: 18 de julio de 2016]

Revista internacional de ciencias sociales. (2002). La sociedad del conocimiento. Disponible en: http://www.unesco.org/new/fileadmin/MULTIMEDIA/HQ/SHS/pdf/171-fulltext171spa.pdf [Consultado: 18 de julio de 2016]

Esta entrada fue publicada en Biblioteca, Ciencias de la Información y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *