Análisis de citas

El análisis de citas es un tipo de investigación muy utilizado para determinar el impacto que obtienen las distintas unidades informacionales, llámese autores, editoriales, instituciones, países y publicaciones, dentro del ámbito científico. Básicamente, se trata de medir cuánto y de qué manera son citados los autores y sus publicaciones por otros autores, en el marco de las investigaciones que estos últimos hayan desarrollado o estén desarrollando.

Existen varias razones para citar autores en trabajos científicos, entre ellas pueden estar que: (a) los trabajos presenten teorías que apoyen la investigación que se está realizando, es decir, que sean parte de los antecedentes teóricos; (b) que la posición de los autores sirva como sustento a la idea que se presenta, ya sea por la conclusión a la cual llegaron en sus propias publicaciones, o por los antecedentes teóricos que usaron (que pueden ser producto de citas); (c) por el renombre del autor citado o la revista donde publicó.

Razones como esta última hacen que las citas, en ciertas ocasiones, pueda ser un tema controversial porque los estudios han demostrado que a veces se citan autores porque estos son amigos o personas cercanas, o porque se valen del renombre del mismo o la revista donde han sido publicados. Por otro lado, también ha generado controversia que se cuestione la calidad de una publicación porque sencillamente no sea tan citado, ante este planteamiento se ha dicho que la calidad no tiene que ver con la cantidad.

Gualberto Buela-Casal es uno de los autores que ha abordado el tema de los análisis de citas, y en su artículo: “Evaluación de la investigación científica: ‘el criterio de la opinión de la mayoría’, el factor de impacto, el factor de prestigio y ‘Los diez mandamientos para incrementar las citas’” explica en detalle y con ejemplos los casos donde se dan este tipo de situaciones. Si nos referimos al criterio de opinión de la mayoría, Buela-Casal en su artículo explica el proceso para la aprobación de tesis donde la misma pasa de comisión tras comisión, y donde la opinión de la mayoría define esta aprobación, entonces se cuestiona si se está evaluando realmente la calidad del trabajo de investigación o si prevalece “esa visión de la mayoría”.

Por otra parte, el factor de impacto y el factor de prestigio pudieran no ser una evaluación real de calidad, puesto que el rechazo de un artículo no necesariamente está determinado por una evaluación sino por un tema de espacio en la revista. Incluso estos artículos que son rechazados por una revista, pueden ser publicados por otras tan conocidas como la que lo rechazó en primer lugar. De la misma forma, que un artículo sea publicado en una revista de renombre no indica que ese artículo tenga veracidad alguna, y tampoco se puede decir que un artículo sea de menor calidad porque fue publicado en una revista con bajo factor de impacto o prestigio.

Pasando al tercer punto que habla sobre el incremento de las citas, es importante resaltar que el nivel de visibilidad que tenga la publicación o la revista va influir fuertemente en este incremento, y esto viene dado por el hecho de qué tanto se promociona o difunde una revista, y por ende su contenido, pues no es lo mismo hablar de una revista con 5.000 ejemplares mensuales a una revista con 500 ejemplares solamente. Justamente este factor pudiera ser el causante de que publicaciones de calidad no sean tan citados por otros trabajos, pues si no hay un acompañamiento entre calidad y visibilidad difícilmente otros investigadores lograrán llegar al artículo. Tal cual lo expresa Rubén Cañedo: “La visibilidad, la accesibilidad y la disponibilidad influyen necesariamente en la conducta de consumo o utilización en un contexto determinado”.

Para finalizar, y de las mismas palabras de Rubén Cañedo, es importante acotar que: “Un análisis de citas, por sí solo, no puede sustituir el juicio humano objetivo y explícito, único en verdad válido para decidir directamente la utilidad real y la calidad de un trabajo”. No basta sólo con el tema cuantitativo, porque la cantidad no necesariamente va de la mano con la calidad, sino que va depender de un análisis más profundo, de un juicio humano que va indicar si se trata de un trabajo de calidad donde las citas han sido adecuadas, y no que se cite un autor o revista sólo por su renombre.

Waldylei Yépez

REFERENCIAS

Buela-Casal, G. (2002). Evaluación de la investigación científica: “el criterio de la opinión de la mayoría”, el factor de impacto, el factor de prestigio y “Los diez mandamientos para incrementar las citas”. En Análisis y modificación de conducta, Vol. 28, N° 119, págs. 455-476.

Cañedo A., R. (1999). Los análisis de citas en la evaluación de los trabajos científicos y las publicaciones seriadas. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol7_1_99/aci04199.pdf [Consultado: 27 de marzo de 2017]

Esta entrada fue publicada en Biblioteca, Ciencias de la Información y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *