Impacto de las TIC en las organizaciones

Antes de poder hablar del impacto que han tenido las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en las organizaciones, se hace preciso iniciar planteando justamente a qué se refiere las mismas. Según Torres Garibay (2016), se llaman Tecnologías de Información y Comunicación al:

Conjunto de elementos compuesto por herramientas, prácticas y técnicas que son utilizados para el tratamiento, procesamiento, almacenamiento y transmisión de datos con la finalidad de estructurarlos en información útil que derive en la solución de problemas y la generación de conocimiento. (p.14)

En otras palabras, es el conjunto de herramientas o técnicas que utilizan las organizaciones para tratar, procesar, almacenar y transmitir datos con el objetivo de convertirlos en información, que contribuya en la solución de problemas y en la toma de decisiones.

Asimismo, las TIC han ido evolucionando debido a la necesidad de procesar los enormes volúmenes de información que, por cierto, siguen incrementándose año tras año. Muchos son los cambios ocurridos que van desde la Máquina de Turing con el que se formaliza el concepto de algoritmo, pasando por la creación de Arpa Net que es el padre del actual Internet, hasta llegar a los actuales sistemas operativos, aplicaciones y bases de datos robustas capaces de almacenar y procesar rápidamente los registros que contienen.

Pero, todos estos cambios, ¿qué impacto tienen en las organizaciones? Las Tecnologías de Información y Comunicación han cambiado la manera en cómo las organizaciones ven las cosas, incluso en cómo la ven las personas, pues con el uso del Internet y las aplicaciones móviles muchas tareas se han vuelto más cómodas, fáciles y rápidas de realizar. Por ejemplo: el pago a proveedores, nóminas, servicios o transferencias bancarias a través de Internet son cada vez más comunes no sólo entre las organizaciones. Cabe destacar que, también, la formación profesional a distancia (e-learning) ha tenido impactos muy positivos en los usuarios.

Otro cambio importante es el uso de páginas web y redes sociales, pues ya no basta con tener una oficina física sino que hay que hacerse presente en los lugares donde el usuario está, es por ello que las organizaciones están apuntando a tener su presencia digital a través de las redes sociales más usadas por sus usuarios y clientes, además de un sitio web representativo de la imagen que se quiere proyectar. Por otra parte, y considerando el volumen de información que maneje la organización, se apunta al uso de programas o aplicaciones especializadas y/o personalizadas para el procesamiento de la información en la institución.

¿Y dónde queda el profesional de las Ciencias de la Información? Tanto las TIC como el profesional de la información son piezas fundamentales para el procesamiento de la información dentro de las organizaciones, pues las TIC constituyen las herramientas de apoyo necesarias para que el profesional pueda realizar su labor más eficaz y eficientemente.

Por otro lado, si hablamos de una organización muy grande que necesita su propio programa informático personalizado, el profesional de las Ciencias de la Información puede dirigir y coordinador proyectos donde se establezcan las pautas para que los profesionales informáticos puedan desarrollar su programa acorde a las necesidades de la organización.

En definitiva, el uso de las TIC le permite a las organizaciones ser más competitivas, estar a la vanguardia y dar respuesta a las necesidades de sus usuarios y clientes de una manera eficaz. Por otra parte, el rápido procesamiento de la información contribuye a que la gerencia de la organización pueda contar con informes y reportes en el menor tiempo posible, lo que a su vez contribuye con la toma de decisiones y con la rápida resolución de problemas que la organización pueda presentar.

Waldylei Yépez

REFERENCIAS

Reyes Echegaray, D. (coord.) (2016). Tecnologías de Información y Comunicación en las Organizaciones. Disponible en: http://publishing.fca.unam.mx/tic/TIC-Organizaciones.pdf [Consultado: 1 de julio de 2017]

Esta entrada fue publicada en Ciencias de la Información y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *