Patrimonio: De “Cardenales de Lara” a “Lara sin Cardenales”

¿Qué se entiende por patrimonio? Dependiendo al contexto, podríamos estar hablando de diversos significados que están relacionados con “los bienes”, por tanto, cuando hablamos de patrimonio nos estamos refiriendo a un conjunto de bienes. Entre estos bienes tenemos los naturales y los culturales, el primero de ellos se refiere a lugares, o la flora y fauna; respecto a la segunda categoría, ¿a qué se llama patrimonio cultural? Según la UNESCO (1982):

El Patrimonio Cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones anónimas surgidas del alma popular y el conjunto de valores que dan sentido a la vida. Es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo: la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas.

Este patrimonio cultural puede ser dividido en tangible e intangible; en el caso de los tangibles se dividen a su vez en muebles e inmuebles. En la categoría de muebles encontramos: Productos de exploraciones arqueológicas, objetos antiguos, especímenes de zoología, mobiliario, tapices, alfombras, trajes e instrumentos musicales, pinturas, estampas, fotografías y carteles originales, esculturas de cualquier material, manuscritos e incunables, libros, entre otros. Y entre los inmuebles tenemos: Sitios arqueológicos, edificios u otras construcciones de valor histórico, conjuntos de edificios tradicionales, barrios históricos de zonas urbanas y rurales urbanizadas, monumentos, inscripciones, cavernas, etc.

Si nos ubicamos en el plano del Patrimonio de Venezuela podríamos referirnos a una diversidad envidiable, tanto naturales como culturales, y se necesitarían cientos de páginas para hablar de esa riqueza que se posee. De esa larga lista que conforma el patrimonio, a efectos del presente ensayo, se ha seleccionado al ave denominada Cardenalito, que además es emblema del Estado Lara, para conocer un poco más sobre esta especie y su actual situación.

El Cardenalito (Carduelis cucullata) es un pequeño pajarito nativo de Venezuela, tiene una longitud de 10 centímetros a 11,5 centímetros y sus alas miden entre 62 a 67 milímetros (machos) y 57 a 60 milímetros (hembras). Vive en zonas semiáridas tipo sabana, los paisajes abiertos, las zonas secas y áridas donde los árboles se encuentran dispersos entre zonas más o menos rocosas, con arbustos espinosos y cactos. Su canto lo hacen único, como así mismo el rojo vivo de sus plumas y su forma. Se ubica en los Estados norte-costeros y en la zona centro occidental de Venezuela, en el este de Colombia y recientemente descubierto en Guyana.

¿Por qué el cardenalito es un patrimonio? Para que algo sea un patrimonio debe cumplir con el requisito de ser único e irremplazable, y esta ave cumple esos requisitos, no hay otra ave con un canto igual al de éste ni con un plumaje idéntico en colores y forma; además es reconocido socialmente. Forma parte del patrimonio natural, en la categoría de flora y fauna, y posee alto valor científico y emocional. Su importancia radica en el sentido de identidad y pertenencia de los Estados centro-occidentales como el Estado Lara, donde éste es el ave emblemática, y una muestra de ello es que el equipo regional de béisbol lleve por nombre “Los Cardenales de Lara”.

En la actualidad, el cardenalito se encuentra en estado crítico de extinción, así lo advirtió el ambientalista Francisco Lau en el lanzamiento de la XI Campaña Ambiental Lara 2014, promovida por organizaciones ecologistas de la región y organismos de Estado vinculados con el tema ambiental, que tuvo lugar en la sede del Ministerio para el Ecosocialismo, el Hábitat y la Vivienda, en Barquisimeto.

En dicha campaña Lau, como coordinador de la misma, señalaba que el Cardenalito “es una de las especies más amenazadas, actualmente en condición de peligro crítico muy cerca de su extinción en el medio silvestre del Estado Lara y de otras zonas de Venezuela en el que se reproduce”. Indicando además que la ausencia del ave es preocupante. “Hasta el presente, los últimos estudios de campo no han tenido el primer avistamiento de esta ave, lo que significa que en poco tiempo podría ser declarada en protocolo de extinción”, lo que implica que “oficial y legalmente se declare esta ave como desaparecida de nuestro ámbito natural”.

Pero, ¿qué es lo que amenaza al Cardenalito? Una de las causas que han puesto al ave en peligro crítico es el contrabando de aves, delito que comienza en los caseríos del Estado Lara y cruza aeropuertos hasta recorrer ciudades de Europa, Estados Unidos y América Latina. Por ejemplo, en el año 2012 un español logró sacar del país 85 aves con destino a España, pero estando ya en Madrid se sintió descubierto y abandonó la carga, sólo 45 aves resistieron el viaje y fueron repatriadas. De ello, extraoficialmente se dijo que 23 murieron en el retorno, y sólo 22 fueron enviadas al parque Francisco de Miranda.

De estas 85 aves, el gran botín estaba representado por los Cardenalitos que se dice podrían tener un valor de 1.500 dólares fuera de Venezuela. Según reseña Maolis Castro y Leidys Asuaje (2013), en el diario El Nacional, “el tráfico de fauna silvestre ocupa el tercer lugar entre los negocios ilícitos más cometidos en el mundo, luego del comercio de drogas y de armamento, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas”.

¿Qué se puede hacer? Venezuela cuenta con leyes que protegen a las especies en peligro, es así como el Decreto 1.485 del 11 de septiembre de 1996 veda la caza del Cardenalito, y el Decreto 1.486 de la misma fecha lo declara en peligro de extinción. Asimismo, en la Campaña Ambiental Lara 2014 se propuso no solamente crear conciencia sobre esta realidad, sino que también se solicitaba que las personas que tuvieran esta ave en cautiverio, lo comunicaran y procedieran a entregarla a organismos que impulsan programas de preservación de esta fauna. Para ello, se podían dirigir al Parque Zoológico Bararida, donde se desarrolla un proyecto de reproducción del Cardenalito.

Adicional a estas iniciativas, los estudiantes en Ciencias de la Información pueden contribuir activamente en la divulgación de información respecto al Cardenalito y su situación actual. Por otro lado, a través del uso de las TIC’s se podría crear un sitio web con información relevante sobre el ave, además de promover las iniciativas de los organismos estatales y del proyecto de reproducción del Cardenalito en el Parque Zoológico.

Es indispensable sensibilizar a los ciudadanos sobre la inminente desaparición del Cardenalito, que se pueda tomar conciencia de lo real que es esta amenaza hacia el patrimonio regional. Muchos son los orgullosos de seguir, apoyar y enaltecer a los llamados “Cardenales de Lara” en cuanto al deporte se refiere, pero ¿por qué no apoyar y enaltecer al Cardenalito real? Sobre todo, ¿cuándo se comenzará a defenderlos? Porque en el deporte el gran peligro es perder un juego, pero esto que está pasando con el patrimonio es mucho más real y verdadero, no es metáfora, no es literatura sino algo real y tangible, tangible pero que está a un paso de convertirse no en lo que es sino en lo que era.

¿Será que ahora Lara será un “Lara sin Cardenales”? Mientras haya ejemplares, siempre habrá esperanza. El Cardenalito es Lara, Lara es el Cardenal. Es hora de levantarse y actuar.

Waldylei Yépez

REFERENCIAS

AVN. (2014). Advierten que ave El Cardenalito se encuentra en peligro crítico de extinción. Disponible en: http://www.avn.info.ve/contenido/advierten-que-ave-cardenalito-se-encuentra-peligro-cr%C3%ADtico-extinci%C3%B3n [Consultado: 08 de julio de 2015].

Castro, M. y Asuaje, L. (2013). El costoso vuelo del cardenalito. Disponible en: http://www.el-nacional.com/salud_y_bienestar/cardenalito-trafico_de_aves_0_212379022.html [Consultado: 08 de julio de 2015].

Flores, L. (Comp.) (2004). El Patrimonio Cultural. Barquisimeto: UPTAEB.

Gaceta Oficial de la República de Venezuela. (1996). Número 36.059. Disponible en: http://loqueseaambiental.com/wp-content/uploads/2012/11/Decreto-No.-1.485.pdf [Consultado: 08 de julio de 2015].

Gaceta Oficial de la República de Venezuela (1996). Número 36.062. Disponible en: http://loqueseaambiental.com/wp-content/uploads/2012/11/Decreto-No.-1.486.pdf [Consultado: 08 de julio de 2015].

Wikipedia. (2015). Carduelis cucullata. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Carduelis_cucullata [Consultado: 08 de julio de 2015].

Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *