¿Qué son las fuentes de información?

Carrizo Sainero (1994) considera las fuentes de información como “los materiales o productos, originales o elaborados, que aportan noticias o testimonios a través de los cuales se accede al conocimiento, cualquiera que este sea”. (p.1)

La Biblioteca de la Universidad de Alcalá (2014) también expresa lo siguiente: “Se denominan fuentes de información a diversos tipos de documentos que contienen datos útiles para satisfacer una demanda de información o conocimiento”. También añade que es de especial importancia reconocer cuán fundamental resultan, pues precisamente “conocer, distinguir y seleccionar las fuentes de información adecuadas para el trabajo que se está realizando es parte del proceso de investigación”.

Por su parte, Villaseñor Rodríguez (2007) se refiere a las fuentes de información como “todo recurso que proporciona la información requerida por cualquiera, ya sea una institución, un documento o una persona, se haya creado o no con ese fin y sea utilizado directamente o a través de un profesional de la información”. (p.117)

La Universidad Politécnica de Valencia (2014) denomina fuentes de información a los “diversos tipos de documentos que contienen datos útiles para satisfacer una demanda de información o conocimiento”. (p.2)

Conforme al trabajo de López Yepes (1996), la clasificación de las fuentes de información según el origen de la información sería: personales, institucionales y documentales.

Las fuentes personales ofrecen información sobre personas o grupos que se relacionan profesionalmente, un ejemplo son las asociaciones profesionales. Las fuentes institucionales proporcionan información sobre una institución como su funcionamiento u organización, entre ellas se pueden encontrar los centros de documentación o catálogos. Por su parte, las fuentes de información documentales proporcionan información a partir o sobre un documento, el cual puede entenderse como el soporte que contiene la información y la trasmite. Esta última tipología, propicia una nueva clasificación: fuentes de información según su contenido. (p.90)

Según la Universidad de Alcalá (2014) la clasificación conforme al tipo de información que proporcionan las fuentes de información, pueden ser primarias, secundarias o terciarias. Las fuentes primarias “contienen información nueva y original, resultado de un trabajo intelectual”. Ejemplos de documentos primarios son: libros, revistas científicas y de entretenimiento, periódicos, diarios, documentos oficiales de instituciones públicas, informes técnicos y de investigación de instituciones públicas o privadas, patentes y normas técnicas.

Por su parte, las fuentes secundarias “contienen información organizada, elaborada, producto de análisis, extracción o reorganización que refiere a documentos primarios originales”. Son fuentes secundarias: enciclopedias, antologías, directorios, índices, libros o artículos que interpretan otros trabajos o investigaciones. Y las fuentes terciarias, conforme a la Universidad de la Salle (2014), se refieren a aquellas fuentes “que contienen información de las secundarias y el ejemplo más evidente son las bibliografías de bibliografías”.

Waldylei Yépez

REFERENCIAS

Universidad de Alcalá (s/f). Fuentes de Información. Disponible en: http://www2.uah.es/bibliotecaformacion/BPOL/FUENTESDEINFORMACION/index.html [Consultado: 15 de noviembre de 2014]

Universidad de la Salle (s/f). Fuentes de Información. Disponible en: http://evirtual.lasalle.edu.co/info_basica/nuevos/guia/fuentesDeInformacion.pdf [Consultado: 15 de noviembre de 2014]

Villaseñor R., Isabel. (2007). Metodología para la elaboración de guías de fuentes de información. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-358X2008000300006 [Consultado: 7 de noviembre de 2014]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.